+34 914 058 735
Jueves 20 de Octubre

Volvo V40 un coche con encanto

Hoy quiero contaros mi experiencia con el Volvo V40, un hatchback compacto que encaja perfectamente para la vida en ciudad, con un interior versátil y manejable y una tecnología inteligente que hace que el día a día sea mucho más fácil. Para los que pasamos mucho tiempo en el coche, nuestro vehículo tiene que ser como nuestra segunda casa, también debe dar esa sensación de hogar. Pero yo quería ir más allá, el Volvo V40 ya me había demostrado que es inigualable en ciudad, pero con la cantidad de viajes que hago a nuestros diferentes hoteles, quería saber si podía recomendaros este coche para vuestras escapadas de fin de semana. ¡La excusa perfecta para cogerme un par de días de vacaciones y salir a la carretera!

Como casi todos de vosotros, suelo viajar en fin de semana, pero agradecí mucho este viaje entre semana para evitar atascos y que en la carretera sólo estuviéramos mi Volvo V40 y yo. La primera sensación al entrar en el coche sorprende gratamente. La posición del volante y la comodidad del asiento otorgan una sensación de control visual excepcional. Fuera de la autopista la carretera pedía velocidad y el Volvo V40 curvas, lo que nos hizo darnos cuenta del agarre de las ruedas y la suavidad de la conducción, lo que en una primera etapa del viaje larga como la nuestra, 4 horas y media entre Madrid y Cinctorres, se agradece. Llegamos a Cinctores un pueblecito en el que tenemos un hotel con encanto, El Faixero, se trata de un pequeño pueblo del interior de Castellón, a caballo entre el Mastrazgo Turolense y Els Port de Morella, punto estratégico para conocer estas tierras. Al llegar sobre las 12, en este precioso hotel con encanto del club Ruralka nos estaban esperando con un desayuno energético para cargar las pilas y empezar nuestro viaje por la zona en nuestro Volgo V40 ¡Listos para vivir todas las emociones! ¿Qué se desayuno en este hotel? Longaniza de la tierra, fiambres variados y repostería casera. 

 

 

A pocos kilómetros de Cinctorres se encuentra Morella, ciudad gótica declarada Bien de Interés Cultural, que recorrimos en coche y a pie, y pudimos disfrutar de su castillo y sus murallas medievales. De allí pusimos rumbo a Cañada de Benatanduz, 50 impresionantes kilómetros de carretera aérea que te deja una panorámida de la montaña para foto. Si, como a mí, os apasiona la naturaleza, no debéis iros sin acercaros a los Órganos de Montoro, un paraje de gran riqueza natural, una bella formación rocosa de grandes dimensiones en la que aproveché para sacar alguna imagen para el recuerdo. 

Tras la copiosa comida y un poco de descanso en el salón junto a la chimenea, nos pusimos de nuevo en marcha para llegar a nuestro último destino, La Fresneda, una zona que destaca por su belleza y que, increíblemente, todavía no había visitado. El coche había dado lo mejor de sí mismo, así que era momento de aparcarlo en el hotel y empezar a estirar las piernas. El Convent 1613, que fue el hotel que elegimos para pasar la noche, se asienta sobre un edificio de 400 años de historia, lleno de antigüedades, de preciosos jardines, de historia... Nos acercamos a ''El Salt'' una zona donde antiguamente las mujeres iban a lavar la ropa y que hoy es parada obligatoria si visitas la zona ¡Qué vistas! Un salto de agua espectacular de más de 20 metros. 

 

Tras mi experiencia puede decir, que el V40 es el compañero perfecto para ponerse en marcha a un nuevo viaje.

 

 

Compartir

Añadir nuevo comentario

Hazte amigo
de ruralka y recibe las mejores ventajas y novedades
Únete al club ruralka
Nuestras marcas
C/ TORRELAGUNA, 36 28027 MADRID · TF: 902 012 637 · ruralka@ruralka.com