+34 914 058 735
Lunes 25 de Julio

Un verano en Cataluña (1ª parte)

Cataluña es uno de los lugares más impresionantes que esconde nuestra geografía, siempre ofreciéndonos un sinfín de posibilidades en cualquier época del año. Y es que, llueva, nieve o haga un sol radiante, el entorno que nos rodeará será precioso, digno de recordar para siempre. En mis post os recomiendo continuamente reservar un par de días para escapar de la rutina y refugiarnos en sus playas, en su naturaleza, en su gastronomía y en su gente. Este verano, me he aplicado mi propia recomendación y soy yo la que se ha escapado de nuevo a Cataluña a descubrir esos rincones que todavía no conocía y que ya se han vuelto especiales en mi memoria. Y es que como siempre os digo ¡no hace falta salir de España para ver lugares increíbles!

Tarragona es una ciudad que conozco bastante bien, por eso esta vez quise conocerla de una forma diferente, como Tarraco ‘’Capital de Hispania’’, y es que descubrir el pasado de la tierra que piso es algo que me fascina. Me encontré con un rastro increíble de ruinas Patrimonio de la Humanidad que han sido el fondo perfecto para las millones de fotografías que me he traído de recuerdo. Allí pude volver a degustar su deliciosa gastronomía en Barquet, el que ya se ha convertido en mi lugar favorito para comer arroz negro ¡El mejor que he probado nunca! Tras varios días descubriendo nuevos lugares y visitando de nuevo los que ya conocía pero que nunca me canso de ver, decidí bajar el ritmo y poner rumbo a Horta de San Joan, para estar relajada y rodeada de naturaleza, una población junto al impresionante Parque Natural de los Puertos de Beceite. Pude alojarme en Les Capçades donde siempre me tratan de forma muy especial con pequeños detalles que me enamoran.

La primera vez que fui a Lleida, hace ya un par de años, me quedé impresionada de lo poco que conocemos de esta ciudad y todo lo que esconde. Esta vez, tras ser mi segunda parada y haberme vuelto loca a andar por Tarragona, quise pasar unos días disfrutando de la naturaleza y de la buena gastronomía. Para cumplir mi primer propósito caminé por el parque del Río Segre y quedé prendada de sus atardeceres. Y para cumplir la segunda, una de las que más me gusta, picoteé en varias de mis tabernas favoritas, como El Cau de Sant Llorenc con sus deliciosos buñuelos de bacalao, el Iruña con sus patatas bravas y La Sibil.la, con su tosta de foie. Puedes alojarte en cualquier de nuestros preciosos hoteles de Lleida si lo deseas, conócelos aquí. Ya tenía las pilas recargadas a tope para mi siguiente destino, Barcelona.

Sigue leyendo aquí

Compartir

Añadir nuevo comentario

Hazte amigo
de ruralka y recibe las mejores ventajas y novedades
Únete al club ruralka
Nuestras marcas
C/ TORRELAGUNA, 36 28027 MADRID · TF: 902 012 637 · ruralka@ruralka.com