+34 914 058 735
Jueves 15 de Diciembre

Al potencial huésped se le seduce más sugiriendo que exhibiendo

RURALKA: ¿Por qué los hoteles no sacan mayor partido de su oferta gastronómica teniendo en cuenta que hay millones de aficionados a las fotos #foodporn? ¿Cómo sacarles el máximo partido?

M.A.P: En cuanto a las fotos de comida, los hoteles no siempre han sabido resolverlas bien y en el fondo las redes sociales se han anticipado. Es como si históricamente les hubiera dado reparo mostrar comida en sus galerías y cuando lo han hecho no lograban el efecto deseado sino el contrario. Ahora, todo el mundo ve normal acceder al menú de platos a través de Facebook, Twitter o Instagram. Las herramientas de edición de estas apps han democratizado este paso.

RURALKA: ¿Y qué hay de las fotos con personas usando las instalaciones? ¿Por qué suelen ser tan poco apetecibles? ¿Cómo hacer que parezcan reales?

M.A.P: Es un tema recurrente. Demasiadas veces se recrean situaciones que, lejos de resultar naturales, son artificiosas y hasta grimosas. Los mismos modelos en el restaurante, tomando una copa, en la habitación, con el albornoz, siempre sonrientes... ¡compartiendo jacuzzi con otras parejas! Como usuario yo no quiero ver eso, no son fotos apetecibles. Buscando esa "casualidad" de catálogo se cae en la vulgaridad.

Al potencial huésped se le seduce más sugiriendo que exhibiendo. Para mostrar la experiencia ya está el vídeo que tiene su propio lenguaje y forma de expresión.

Por otro lado, hay hoteles sociales y hoteles destino que son más aspiracionales. Si lo simplificamos, hoteles urbanos y hoteles rurales (aunque esta división ya no funciona). En unos queremos ver cómo la gente comparte los espacios comunes, el lobby en donde se hace vida, queremos ver el ambiente, saber que el hotel al que quiero ir está siempre lleno porque es buenísimo. En otros, queremos encontrar la misma soledad que nos promete la foto. Queremos la piscina para nosotros solos, que nadie nos estropee las vistas perfectas, queremos ser la única persona que aparece en la foto y que a lo mejor únicamente enseña un tobillo o está de espaldas, pero queremos ser esa persona y queremos ir a ese hotel. Eso lo consigue la fotografía.

>> CONTINÚA LEYENDO LA ENTREVISTA EN LA PÁGINA 3

Compartir

Añadir nuevo comentario

¿ERES UN HOTEL?
y quieres info de ruralka
PINCHA AQUÍ
Nuestras marcas
C/ TORRELAGUNA, 36 28027 MADRID · TF: 902 012 637 · ruralka@ruralka.com